viernes, 29 de mayo de 2020

UNA GALERÍA DE MODA



En un momento en que todas las miradas se van dirigiendo hacia una moda más equilibrada, de autor, bien hecha y cercana, vamos encontrándonos con propuestas como las que nos ofrece MATSU STUDIO.
Un proyecto que capitanea Desirée Arellano donde la moda encuentra un lugar diferente y una manera de ser y estar que se sale del circuito habitual.

Desirée, su definición de MATSU STUDIO ES "una galería de moda", ¿puede contarnos más?

Claro, decidimos definir así nuestro estudio porque realmente buscarmos marcar la diferencia. 
Un espacio en el que mostrar nuestras colecciones cuando estén hechas y acercarnos al cliente directamente desde la creación. Al igual que una galería de arte, donde toda obra necesita un tiempo, nuestras colecciones una vez hechas se exponen para llegar al cliente. Así queremos ser, no una tienda, no un atelier. 
No somos tienda porque sólo excepcionalmente y de vez en cuando tenemos colecciones cápsulas para vender y no somos atelier porque no hacemos a medida desde cero. Enseñamos nuestra colección y la ajustamos o personalizamos, es diferente porque el cliente ya ve como le puede quedar la prenda y nos pide cambios en función de su gusto.
Queremos mantener unos ritmos más personales de creación, hacer colecciones limitadas, tener líneas más atemporales y llegar a enseñar lo que hacemos desde dentro pudiendo también involucrar al cliente, creando prendas únicas y personales porque también decide.


¿Por qué se decide por este modelo de negocio?

Necesitaba alinear mi sueño con mis valores y no quería ir al ritmo de locura de la moda actual, ni quería ir como taller de diseño, ni es posible ni realista si estás empezando. Si queremos hacer bien las cosas, marcar diferencias y de verdad disfrutar de lo que hacemos, hay que ponerle tiempo, cuidado y tener tu propio estilo.

¿Qué líneas marcan su estilo?

Buscamos líneas sencillas, clásicas y a la vez minimalistas, pero sobre todo siempre con un punto atrevido, lleno de color, con tejidos especiales. De una forma natural hay un punto retro y sastre que nos da cierta masculinidad, pero primando siempre la elegencia con comodidad.

En sus propuestas encontramos muchas premisas a las que se encamina la industria de la moda, como es la prevalencia de la calidad frente a la cantidad, ¿Será el futuro de la moda?

La moda tiene mil estudios abiertos, éste es uno de ellos. Pero con un mercado tan explotado la moda de calidad tiene su público y sus momentos, porque lo bueno nos gusta a todos, pero la condición económica es muy importante y decisiva, todo es cuestión de prioridades en cada momento, de la prenda que buscas o para qué la buscas.


Háblenos un poco de materiales, ¿cuáles son sus preferidos?

Mi preferido siempre será el cuero, es algo innato, pero ahora mismo estoy "pirrada" por la organza de seda y los tejidos con cuerpo con hilos metálicos. La verdad que me costaría decidirme por uno, el algodón, la lana fría en gabardinas, el crepe, eso sí, siempre con caída, cuerpo, contundencia y color.

Concepto "fiesta no fiesta", ¿en qué consiste?

La fiesta no fiesta consiste en que esas prendas no se queden en el armario, no concibo tener una prenda preciosa parada, sin poder disfrutar. Por eso, la "fiesta no fiesta" son prendas que después de ir preciosa a la celebración y brillar como la que más, puedas ponértela con un vaquero o una camiseta básica o sencilla y sacarle partido.
Así es como seremos sostenibles y cómo realmente podemos apostar por una moda de calidad sabiendo sacarle partido a nuestro armario.


Se ha establecido en su Pamplona natal, ¿cree en el comercio local?

Para mí es importante estar en mi tierra y por eso apostamos por estar aquí, pero el comercio local no es la base, ya que hoy en día es imprescindible trabajar omnicanal sin importar lo grande que eres, la idea es trabajar nuestra tienda on-line y movernos con pop ups, tener otros puntos de venta multimarca... Realmente hay que acercarse a la gente y pensar en grande.

Mucho se habla que la tienda física tiene que sufrir una transformación y hacer que el cliente viva una experiencia y se sienta bien, frente al auge del comercio digital, ¿qué le parece?

Realmente ahora es cuando más cambios y adaptaciones va a haber en todo el retail. El cliente necesita más que nunca confianza y experiencias por eso hay que unirlo todo, digital y tu casa deben ser lo mismo. Hay que buscar la empatía y sin duda hacer sentir al cliente que importa, crear lazos de unión entre marca y cliente, ¿si no para quién hacemos moda?
Hay que recordamos que compran personas, que todas somos diferentes y por eso todas queremos que se nos atienda con cierta personalidad, me da igual digital que físico.

Desde su perspectiva de haberse formado en otros países, ¿cómo ve la industria de la española?

La veo feroz en unos aspectos y lenta en otros. El mundo del retail y el diseño es brutal, pero creo que hay mucho camino por hacer en cuanto a comunicación y expansión en la idea de marca "made in Spain" de diseño de autor, aunque estamos bien valorados hay camino por hacer sobre todo para potenciar a nuevas marcas.
Y por otra parte, me entristece ver como están desepareciendo artesanos y un entramado de talleres y confección importante, todo esto en otros países se ha protegido y se tiene muchísima más conciencia, aquí creo que hemos perdido capacidad por no tener un plan estratégico de sector y sobre todo de protección a pymes.

Por último, háganos una apuesta de futuro para MATSU STUDIO.

Uyyy, hay muchas apuestas, pero entre ellas de las más destacadas del año crear nuestro primer perfume y un fashion film. Hay muchas más pero si lo digo, me pasa que no se suele cumplir, así que a callar.





 

No hay comentarios:

Publicar un comentario