lunes, 9 de agosto de 2010

GRAN MELIÁ SALINAS


Todo un ejemplo de la arquitectura de su época y con asesoramiento de César Manrique, abrió sus puertas este hotel de 5* GL en la Isla de Lanzarote.
Un hotel que no deja indifirente, magnífico enclave con playa casi privada, magnífica piscina lago y todas las comodidades que se esperan de su categoría, en particular su capital humano, muy profesional.
No obstante hay que decir que el hotel necesita una reforma de sus habitaciones clásicas que dado el standard de hoy día están desfasadas.
Varios restaurantes, bares, tiendas, salas, todo lo que puedas necesitar para tu descanso.
A destacar el desayuno buffet que es muy correcto.
Cuentan con otros tipos de habitaciones así como de un paquete llamado "Servicio Real" con el que se puede disfrutar de un área privada más nueva y con servicio de bar gratuito, aconsejo preguntar en recepción.
Calificación: Muy bueno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario