miércoles, 30 de noviembre de 2011

WEEKEND express - SEVILLA

WEEKEND express

Una ciudad muy conocida por sus tópicos, pero una gran desconocida en su realidad e historia. Un fin de semana en Sevilla es poco tiempo para visitarla, pero sí para tener una primera impresión del extraordinario legado cultural y artístico con el que cuenta muy lejos de los tópicos.
Con una extraordinaria oferta hotelera a nivel de cualquier bolsillo lo recomedable es elegir un hotel en el centro histórico, así podreis visitar a pie los principales monumentos. Los lugares imprescindibles son La Catedral, Los Reales Alcázares, Parque de María Luisa con la plaza de España, Barrio de Santa Cruz y vistas desde la calle Betis. No quiere decir que no haya más, es que Sevilla en un fin de semana es como querer visitar París en dos días. El casco antiguo de la ciudad es uno de los más grandes de Europa y existen muchas zonas en las que no llega el turismo en general y que esconden joyas, como la Iglesia de San Luís de los Franceses en la calle San Luís, sita en el barrio de la Macarena, pero esto lo debeis dejar para un segundo viaje donde explorar los rincones y tesoros que sin duda sorprenderán. A la hora de la comida, las tapas son las estrellas, alguien dijo que en Sevilla se come mejor de pie que sentado y quizás llevara razón, la oferta en tapas es extraordinaria pero debemos alejarnos de los sitios más turísticos de la ciudad y cuidar nuestra elección. Desde hace un tiempo se está produciendo una revolución en las tapas y los llamados gastrobares están surgiendo ofreciendo propuestas renovadas, y realmente algunas están dando el nivel, pero está haciendo que se olvide un poco la tradición. Como consejo para una primera visita puede ser dedicarse a pasear, empaparse del entorno y en una segunda visita profundizar en la ciudad que todo el mundo le suena pero muy poca gente conoce.

No hay comentarios:

Publicar un comentario