miércoles, 18 de abril de 2012

LA CIGALEÑA



La bodega es algo más que un bar de pinchos o una bodega, es un museo del vino. Los amantes del vino que pasen por Santander tienen que pasar por allí. Una vez se cruza la puerta te sumerges en un santuario de vinos donde puedes leer etiquetas como Vega Sicilia (1917) o Barón de Rothchild (1920) entre otros.
Los pinchos no son nada elaborados pero son exquisitos, ya que prima la materia prima, bonito del norte, jamón o queso te desbordarán el paladar con unos vinos excepcionales.
No dejeis de ir a este santuario que además admite donaciones de botellas para seguir aumentando su colección.

C/ Daoiz y Velarde, 19
Santander



No hay comentarios:

Publicar un comentario