martes, 18 de septiembre de 2012

EL CINEASTA Y LA MUSA



La relación entre el director de cine Josef Von Sternberg y la actríz Marlene Dietrich dejó tras de sí una serie de películas con una iconografía muy especial, barroca en su conjunto y teatral, creando un universo propio que en su día fue muy criticado y que durante décadas ha sido inspiración de diseñadores.
Con este tandem se descubre para el mundo un estilo de mujer sofisticado, ambiguo, distante e independiente de la mano de una Marlene Dietrich rubia, fría y mirada indiferente (según palabras del propio Sternberg). Una Marlene que construyó su personaje de femme fatale acompañada de un vestuario suntuoso y especial, que encasillaría a la actríz para siempre.
Ahora que empieza el otoño sería una buena opción para los fines de semana revisionar películas como Marruecos, El Angel Azul o La Venus Rubia.
Una visión de buen cine y moda, en la que participaron grandes creadores como Jean Louis o Dior, perfecta excusa también, para revisar dos grandes de la moda.



No hay comentarios:

Publicar un comentario