domingo, 16 de septiembre de 2012

ETERNIDAD



Mucho se está escribiendo sobre uno de los mayores iconos de la historia de la moda, la modelo de 80 años Carmen dell Orefice, desde su última participación en la Fashion Week de New York. Ciudad que la vió nacer en el seno de una familia humilde y que fué descubierta por la esposa de un fotógrafo cuando volvía a casa tras sus ensayos de bailarina, a la que era obligada por su madre que era una bailarina frustada.
Lo que más nos interesa de lo que representa Carmen dell Orefice no es tanto su biografía y su inmenso trabajo en el mundo de la moda, arte y cine, sino lo que representa, una mujer que ha roto todos los tópicos de la vejez y ha mantenido su impronta a lo largo de décadas.
Una mujer fascinante e incombustible que está dando una lección de vida y que se encuentra en plenitud.




No hay comentarios:

Publicar un comentario