lunes, 19 de noviembre de 2012

BUEN GUSTO



La joyería española está alcanzando puestos importantes en los mercados, un ejemplo es Joaquín Berao que ha abierto tienda en Tokyo y que está teniendo una gran acogida.
Calidad, buen gusto, carácter e intemporabilidad son los adjetivos que el mismo Joaquín utiliza para definir su trabajo.
Un trabajo que comenzó a temprana edad en el taller familiar y donde recibió el traspaso de la tradición.
La inspiración viene de la música, la pintura o la escultura, sus materiales son el oro, la plata y las priedas preciosas, creando objetos de formas esculturales, de ahí su inspiración.
Ahora le interesa el desarrollo de la joya masculina, gemelos, capuchones de lápices, el universo de la joyería no tiene que ser en mayor medida femenino.
Un nombre propio de la joyería que tiene una visión muy personal de la misma.






No hay comentarios:

Publicar un comentario