lunes, 18 de marzo de 2013

VACACIONES EN EL MAR



DE BARCOS


A punto de comenzar la primavera, es el momento de ir pensando en las próximas vacaciones de verano. 
La primera opción VIAESTILO son unas vacaciones literalmente en el mar, en un barco, disfrutando de las mejores vistas,  los amaneceres más hermosos, y la puestas de sol más increíbles.
Muchas son las opciones a elegir, un velero, un catamarán o un yate a motor, cada uno responde a unas necesidades diferentes y todo tipo de bolsillos.
Si viajas con un grupo de amigos o en familia, la opción más económica es navegar a vela, y para ello un velero o un catamarán son tus barcos. Ambos ofrecen las comodidades necesarias, todo depende del modelo que vayas a elegir y la capacidad. Otro aspecto es asesorarte bien de la zona donde quieres navegar, como recomendación elije aguas tranquilas si no tienes costumbre, siempre el viaje será más agradable y por supuesto recurrir a una buena empresa que gestione el alquiler y tenga todo preparado.
Para poder elegir es un buen momento meses antes, además muchas empresas de alquiler de embarcaciones, suelen ofrecer descuentos importantes si lo haces con antelación.
Los precios de una zona a otra pueden variar considerablemente, si usas puertos muy concurridos, o aguas como por ejemplo Formentera, serán un poco más elevados.



No obstante, a la hora de alquilar debes tener en cuenta varios términos, normalmente el precio de la embarcación es por semana y según la categoría, a él debes sumarle algunos extras que varian según la empresa, como inclusión de menaje, amarres, barca auxiliar o limpieza final, por lo que es mejor pedir presupuesto en varias empresas y no dejarse llevar por lo primero que veamos e intentar cerrar todos los aspectos para evitar sorpresas. Un tema importante es la petición de servicio de tripulación, esto supone un incremento considerable del precio, ya que se trata de disponer de un patrón durante todo nuestro viaje durante 24 horas, pero asumible si compartes gastos y él se encargará de todo.

Las nuevas fórmulas están dando precios muy buenos y competitivos, desde compartir un barco alquilando un camarote, hasta disfrutar cada verano de unos días de navegación en un barco para tí, perteneciendo a un club por una cantidad al año.
Cualquier opción elegida ha de ser sopesada, pero la experiencia merece la pena y mucho nos tenemos que la mayoría una vez que lo prueba intentará repetir.
Os dejamos algunas referencias para los más curiosos y quien sabe el próximo verano vacaciones en el mar.






No hay comentarios:

Publicar un comentario