martes, 2 de septiembre de 2014

MANUEL PERTEGAZ, piel y huesos



Tras su desaparición, muchos son los artículos que inundan las publicaciones sobre la figura y obra del que se considera uno de los maestros de la costura,  MANUEL PERTEGAZ, pero que durante años ha estado olvidado y casi desconocido para el gran público.


Piel y huesos era su standard de belleza, aunque la delgadez siempre ha sido bandera estética de los grandes creadores que buscaban la perfección y mujeres que a veces en nada se parecen a la realidad, como él quería.

Unos dicen que su trabajo estaría un escalón por debajo de Balenciaga, y otros, un escalón por encima, en cualquier caso, su trayectoria fue impecable, y sus archiconocidas clientes deboraban sus vestidos, llegando a tener tienda en la fith avenue de Nueva York.
Su nombre lo podemos ver en multitud de artículos como toallas, paraguas o bisutería, a través de licencias, que supone un ejemplo más de vulgarización de un nombre que significó mucho en la historia de la moda española y que como pasa en otros casos, no se ha conservado su legado y traído hasta nuestros días, para ocupar su lugar en el panorama selecto de la moda.Caso también del modisto Pedro Rodríguez.
Desde VIAESTILO reevindicamos su lugar de honor y no queríamos dejar pasar la oportunidad para ello.







No hay comentarios:

Publicar un comentario