jueves, 16 de octubre de 2014

UNA CELEBRACIÓN DEL MONOGRAM



Desde que fuera creado el monogram de la firma Louis Vuitton en 1896 por el hijo del fundador de la casa, George Vuitton, ha sido un símbolo de modernidad, siendo el primer símbolo de identidad de marca.
La casa celebra el monogram basándose en los tres conceptos que lo aúnan, innovación, colaboración y osadía, eliminando los límites entre lo artesanal, arte y diseño.
"Una celebración del Monogram", es una colección de trabajos que muestran el lado personal distintivo del monogram. Para ello seis iconoclastas, siendo cada uno un destacado en su ámbito, han realizados los diseños que han borrado las fronteras entre moda, arte, arquitectura y diseño industrial.


Christian Louboutin, se ha inspirado en tres ideas, la personalidad de Vuitton, los artististas de finales del XIX principios del XX "Les Nabis" y su influencia de Japón, y su visión parisina de los mercados de París dónde predominaba un elemento tal simple como un carrito de la compra. 

Cindy Sherman, su inspiración fue clara desde el principio, un baúl, desde que le propusieron el trabajo. A Sherman no le gusta viajar por trabajo y pensó que sería un elemento muy bueno para llevar todo aquéllo que necesita a modo de neceser antiguo. Le gustaría que celebridades como Madonna viajaran con uno de ellos.


Frank Gehry, algo muy diferente para él con una idea singular "la fantasía de estar dentro de un bolso", un bolso que tiene carácter lúdico, pensó en la importancia y privacidad de su interior, de ahí el color azul oscuro en contraste con el marrón del monogram, destacar el exterior. Además le entusiasmó la idea de trabajar de una manera lúdica, pero a la vez comprometida y seria, con la calidad y artesanía.


Karl Lagerfeld, simplemente alude a Voltaire "todo aquello que necesite una explicación no merece ser explicado" y lo hizo y se vé. Una maleta con una pera de boxeo fue una de las ideas que propuso, dibujó a mano, siempre a mano y "voilá". Una manera lujosa de practicar el boxeo.


 Marc Newson, lo tuvo claro después de estar diseñando objetos que le gustaría tener, pensó en una mochila que reuniera todo aquéllo que no encuentra en las demás y que le gustan, como que la mochila se quede de pie cuando te la quitas. También quería que fuera divertida, no le gusta cuando los objetos se toman demasiado en serio a sí mismos.

Rei Kawakubo, su idea fue la ruptura total con el tradicional monogram, intentaba encontrar algo novedoso, un valor nuevo. De un manera simple, su forma de imponer la ruptura, fue hacer agujeros en la lona, creando un bolso nuevo, un diseño nuevo dentro de los límites de lo posible.







No hay comentarios:

Publicar un comentario