martes, 31 de marzo de 2015

UN PALACIO, UN DESTINO



Uno de los destinos más impresionantes para la Semana Santa podemos decir sin duda alguna, es Sevilla. Un momento del año donde la primavara explota radiante y hace que la ciudad se llene de color y sensaciones que alimentan los sentidos. 
Una visita a la ciudad necesita de un establecimiento hotelero a su altura, y si algo está a la altura es el HOTEL CASA PINELLO
Un hotel que tiene poco tiempo de vida pero que se ubica en uno de los palacios más relevantes del casco antiguo, que durante años estuvo cerrado y casi abandonado y que ha recuperado el esplendor que tuvo cuando fue residencia de la familia Pinello, un rico comerciante y banquero genovés que se estableció en Sevilla en 1478 y estrechó lazos con Cristóbal Colón, financiando su segundo viaje a las Américas y con los Reyes Católicos a quienes prestó grandes sumas de dinero para sus campañas.
La historia que duerme entre sus muros se abre a una restauración con respeto donde fruto de un elaborado trabajo hace que puedas alojarte en estancia donde han dormido grandes personajes de la historia.
Estas antiguas estancias del Palacio son todas diferentes y gozan de todo lo necesario para un confort actualizado, sin perder un ápice de la esencia.
Sobriedad y calidez envuelven la atmósfera de este palacio que ofrece una terraza con unas vistas espectáculares, sólo para adultos y libre de humos.
El hotel hace una apuesta fuerte por la gastronomía y nos ofrece un restaurante y bar de tapas de la mano del Grupo Sagardi Cocineros Vascos. 
Parafraseando al propio hotel, estamos ante un establecimiento donde el lujo se vive y se respira.




No hay comentarios:

Publicar un comentario