martes, 7 de abril de 2015

EL DISCRETO ADIÓS DE PEDRO DEL HIERRO



PEDRO DEL HIERRO una figura del diseño y la costura española que después de algunos años de casi total ausencia, nos ha dicho adiós, siendo centro de muchas publicaciones y dedicatorias que como suele pasar en estos casos elevan sus halagos para describir una figura que significó mucho en la industria de la moda de este país. Un diseñador que conjugó la alta costura con el prêt-à-porter perfectamente y que siguiendo la estela de Pierre Cardin, fue uno de los primeros diseñadores en tener corners en grandes almacenes.


Un andadura que comienza en un ático de Madrid donde presenta su primera colección casi sin ningún éxito, junto a su compañero, pero que poco a poco fue creciendo hasta conseguir cuotas de popularidad al vestir a gente como Carmen Romero y otras.
Su infancia no fue fácil, tal y cómo él comentaba en varias entrevistas, su padre nunca le apoyó, pero heredó de él el gusto por las Bellas Artes, quisiendo ser en realidad un gran pintor, pero todos los que lo conocieron bien dicen de él que era algo más que un pintor o un diseñador, era un artista.


Tampoco fue fácil su trabajo con los grandes almacenes que le contrataron, dejándole los últimos años casi relegado al olvido, si no fuera por la utilización de su nombre. Luces y sombras de una figura que fue miembro de la Cámara de Alta Costura, junto con nombres como Pertegaz o Pedro Rodríguez, y que desgraciadamente no ha tenido el sitio que le correspondía en el universo de la moda.


No hay comentarios:

Publicar un comentario