martes, 5 de mayo de 2015

ZURBARÁN, UNA NUEVA MIRADA


Santa Casilda, Francisco de Zurbarán.


El Museo Thyssen-Bornemisza presenta este verano la exposición ZURBARÁN: una nueva mirada, que plantea una revisión actualizada de la obra de este gran maestro del Siglo de Oro español desde la perspectiva de los descubrimientos y estudios realizados en las últimas décadas, que han venido a enriquecer el conocimiento del artista y de su trabajo.

Santa Marina, Francisco de Zurbarán.

En muestras anteriores se envidenció que había lagunas que afectaban al taller, a la datación de algunas obras o a momentos de su vida; aspectos que han podido conocerse gracias a las investigaciones realizadas en estos últimos 25 años. Una buena razón, sin duda, para dedicarle una exposición monográfica que ahonde en su figura, su obra y su tiempo y que, lejos de pretender ser una revisión exhaustiva, presente algunas de las más importantes novedades y descubrimientos, obras inéditas o recientemente recuperadas y piezas restauradas para la ocasión.

 
San Serapio, Francisco de Zurbarán.
Tras su presentación en Madrid, para la que cuenta con el mecenazgo de Japan Tobacco International, la exposición viajará a Alemania, al Museum Kuntpalast de Düsseldorf, donde podrá visitarse a partir de octubre. La selección de obras realizada por las dos comisarias del proyecto, Odile Delenda, autora del catálogo razonado del pintor y colaboradora del Instituto Wildenstein de París, y Mar Borobia, Jefe del Área de Pintura Antigua del Museo Thyssen-Bornemisza, se ha centrado en primer lugar en la obra autógrafa de Zurbarán, con piezas destacadas de distintas épocas y de algunos de los grandes conjuntos que realizó a lo largo de toda su carrera.

peras en cuenco de porcelana, Juan de Zurbarán (hijo)

Los préstamos proceden de colecciones y museos españoles, europeos y americanos, e incluyen algunas obras nunca antes expuestas en España y otras que han pasado a formar parte del catálogo del pintor después de 1988. También se presenta por primera vez una sala dedicada a la producción de los ayudantes del taller y otra a la naturaleza muerta, en la que se reunirán algunos de los escasos bodegones del maestro junto a los de su hijo Juan, colaborador y discípulo aventajado, cuyas magníficas pinturas de flores y frutas han sido recientemente redescubiertas y puestas en valor.
Una ocación única para descubrir la obra de un genio desde el 9 de junio al 13 de septiembre de 2015, en el Museo Thyssen-Bornemisza de Madrid.






No hay comentarios:

Publicar un comentario