martes, 16 de junio de 2015

UN LEGADO DE EXCELENCIA


GOYARD es por encima de todo, un legado de excelencia, con un pasado de casi 200 años, que ha ido pasando de generaciones sin perder un ápice de su "savoir faire".
Es una marca de lujo que huye de las grandes campañas de publicidad, la fiebre de los logos y la obstentación, lejos de la masificación comercial. Para ello Goyard se ha ido transformando, pero conservando, con sus propios talleres, donde se controla la producción y con unos productos que no se venden por internet, sólo en sus exclusivas tiendas.
 


La familia Signoles es la que capitanea desde 1998 esta etapa que ha devuelto a la casa su esplendor anterior, teniendo los clientes más exclusivos y con varios enclaves que parten de su tienda en París, conservada tal y cómo se abrió en en siglo XIX.
El proceso de creación que se detuvo después de la segunda guerra mundial y que se reanudó en 1998, se mantiene totalmente confidencial, como siempre lo fue, con el tiempo se han introducido más colores a su original estampado Goyardine pero su elaboración es la misma.
Los productos Goyard no tienen temporada, se basan en el amplio espectro del archivo de la casa, ofreciendo cuatro líneas de productos, como artículos de viajes, bolsos, pedidos especiales y artículos para mascotas.
Una maison patrimonio del comercio francés, que supone un escalón más en el lujo más exigente y exquisito.





No hay comentarios:

Publicar un comentario