lunes, 8 de febrero de 2016

ANTONY CARO, ARENA PIECES



La GALERÍA ÁLVARO ALCÁZAR comienza el año con lo que será la cuarta exposición del gran escultor inglés Anthony Caro, tras haber expuesto en 2008 el grupo escultórico "Los Bárbaros" y en 2008 y 2011 grandes ejemplos de las emblemáticas "Tables Pieces", ejemplos perfectos de como a lo largo de su prolífica carrera creó un nuevo lenguaje en la escultura, sirviendo además, de modelo a generaciones posteriores.


En esta ocasión se presenta una muestra dedicada a la serie "Arena" de 1995. Siete esculturas realizadas en acero y madera pintada en la que el artista inglés revisa los frescos de Giotto de la Capilla de los Scrovegni, también llamada Capilla de la Arena, considerada una de las obras cumbre del arte Occidental.


Sin embargo, Anthony Caro es un escultor abstracto, por lo que no se trata de un equivalente escultórico de las escenas del gran maestro italiano. Lo que sí refleja es su gran interés por la pintura y la arquitectura, interés que lo acompañó toda su vida. Ya en una entrevista tras una visita a Florencia dijo: "la forma en que la arquitectura organiza el espacio fue la herramienta perfecta para los pintores del Renacimiento". Y precisamente es ahí donde reside la fuerza de Caro, en el espacio.


Hace años la National Gallery le propuso trabajar en torno a alguna pieza de su colección y de ahí resultó toda una serie sobre la "Silla" de Van Gogh. Pero estas reflexiones esculpidas en torno a la pintura lo han acercado a otros maestros como Picasso, Matisse, Monet, Rubens, Rembrant, o Cézanne... de las que resultaron transformaciones a un lenguaje visual diferente que guardaba, sin embargo, cierta analogía con los planos de la pintura.
Ese conocimiento de la pintura ya está presente en sus piezas de los años "50" pero su relación con la pintura contemporánea se hace más profunda a partir de su vuelta de EEUU, en 1959. Caro quería dotar a la escultura de la libertad de innovación que vio entonces en la nueva Abstracción pictórica americana. Resultado de ello es que fue posiblemente el escultor más prestigioso tras la segunda Guerra Mundial, creador de un nuevo lenguaje en la escultura abstracta.






No hay comentarios:

Publicar un comentario