viernes, 18 de marzo de 2016

CADA SEGUNDO UNA ETERNIDAD



JAEGER-LE COULTRE se siente honrada de rendir homenaje al gran artista que fue Charlie Chaplin, no solo delante de las cámaras, sino también detrás, al asociarse con el Chaplin´s World. La manufactura, establecida en el Valle de Joux, en Suiza, desde 1833, ha mantenido a lo largo del tiempo una gran relación con el artista y su familia. Cuando Charlie Chaplin se instaló en el cantón de Vaud, el gobierno Vaudois le ofreció un reloj Jaeger-Le Coultre Memovox. En aquella época el actor también recibió un péndulo Atmos por parte de una asociación de periodistas suizos. Estos dos testigos relojeros del patrimonio del reconocido actor serán expuestos en el Manoir de Ban, en Corsier-Sur-Vevey, a orillas del lago Léman.


El reloj recibido por Chaplin ha sido celosamente guardado por la familia que ha sido restaurado recientemente por la maison del tiempo para devolverle su vigor de antaño y ser expuesto en Chaplin´s World donde se puede disfrutar del placer de descubrir este mítico reloj.
Un hecho extraordinario para un 2016 cargado de sorpresas para la maison Jaeger-Le Coultre que celebra sus 85 años de vida.
"La historia de cada uno de los relojes Jaeger-Le Coultre es única. Empieza en los talleres del Valle de Joux y cobra vida realmente en la muñeca de aquella o aquel que lo lleva, que lo hace suyo".





No hay comentarios:

Publicar un comentario