miércoles, 13 de septiembre de 2017

LA CREATIVIDAD TRANQUILA DE SIDIKAI



Cuando hablamos de moda aparecen conceptos tan manidos como estilo, elegancia, sofisticación, pero la firma SIDIKAI nos ha atraído por su compromiso. Un compromiso que pasa por cambiar la industria de la moda y hacerla más sostenible. Una premisa que no está excepta de conceptos como moda contemporánea y elegante.

Carlota y Mariana Gramunt son las responsables de este nacimiento empresarial comprometido con la sostenibilidad y la moda, al que nos acercamos para conocer mejor.

Carlota y Mariana, ambas parece que lo tenéis claro, ¿cómo surge la idea de crear esta marca?

Hace unos años que llevamos madurando la idea. Todo empezó cuando nos pusimos a investigar donde se hace la ropa y de donde vienen los tejidos. Fue como abrir la caja de pandora, encontramos serios problemas tanto humanos como medioambientales y una vez que conoces esta información es difícil continuar viendo la industria de la moda con los mismos ojos.

 

Cada una tiene un perfil claro, Carlota es la cabeza creativa y Mariana la cabeza empresarial, sinergia, en definitiva, pero ¿está perfectamente delimitado o sois un todo?

Somos un todo, sin duda, cabeza creativa tenemos las dos, pero cada una lo aplicamos en nuestro ámbito. Al ser hermanas, nos resulta fácil comunicarnos y tomar decisiones. En cuanto a la parte estética compartimos la misma visión, tenemos gustos muy parecidos, pero a la vez confiamos en el criterio la una de la otra.
Y en cuanto a la parte empresarial, damos muchas vueltas a las formas de hacer las cosas, no nos conformamos con lo establecido nunca, por lo que las decisiones en este área también son conjuntas.


Sostenible, ¿es éste el futuro de la industria de la moda?

Sin duda. Es la segunda industria más contaminante del planeta, eso ya diche mucho del trabajo que queda por hacer. Este es el momento de redirigirla, verdaderamente no se puede esperar mucho más...Por suerte el movimiento cada día es más fuerte y poco a poco parece que las grandes marcas y conglomerados de moda van sumándose al cambio.
El objetivo de todo esto, es poder dejar de especificar que eres sostenible, porque será la única forma de hacer las cosas.

¿Qué parámetros deberían regir para el cambio definitivo?

En esta historia hay dos personajes que tienen cada uno su parte de responsabilidad.
Por un lado, está la industria como tal, los creadores y empresarios que tienen la responsabilidad de ofrecer productos sostenibles y crear empresas basadas en una economía circular. Esto se aplica a toda la cadena de valor, desde el diseño a los materiales, pasando por la producción y distribución y cerrando el círculo con la gestión de desperdicios.


Por otro lado, están los consumidores. Hay que salir de la espiral de consumo compulsivo en la que estamos metidos, tenemos que estar informados de cómo y quién fabrica lo que compramos, y procurar que sea una compra útil y duradera.
En definitiva, valorar lo que compras porque ha sido una decisión pensada y querida.

Hablemos de las colecciones, ¿qué nos proponéis? ¿qué es SIDIKAI?

Queremos ser una marca unida a sobriedad, elegancia y diseño contemporáneo. Ofrecemos piezas que cualquier mujer necesita tener en el armario, pero con un diseño característico. SIDIKAI es creatividad tranquila, sin estridencias.

¿Cuál o cuáles son los materiales con los que os gusta trabajar?

Utilizamos tejidos naturales como algodón o seda y algunos reciclados que tienen la misma caída. También usamos muselinas para crear superposiciones ligeras.
Para las prendas de abrigo utilizamos lana fría para que den esa sensación de atemporalidad.


Existen multitud de pasarelas por todo el país, ¿es esto efectivo o se debería aunar fuerzas?

Creo que con la cantidad de diseñadores que hay hoy en día, es normal que haya tantas pasarelas, cada una tiene un matiz diferente y eso permite a los creadores formar parte de un grupo acorde a su estilo y visión estética.

Para llevar a cabo vuestro trabajo, que es toda una declaración de intenciones, ¿qué barreras encontráis?, ¿materiales?, ¿distribución?...

La principal barrera que nos encontramos es la percepción que se tiene de la moda sostenible. Está asociado a la falta de diseño, a ropa funcional pero no a sofisticación. Nos está costando romper esa idea preconcebida. Pero en general las difucultades que tenemos son las mismas que puede tener cualquier diseñador joven que intenta hacerse un hueco.


En vuestras propuestas hay sobriedad, ¿puede ser una buena palabra para definiros?

Sin duda. No solo en la parte estética, sino en todos los ámbitos del proyecto. Nos gusta centrarnos en lo esencial, sin florituras ni elementos accesorios. Creativamente es un reto, porque reducir todo a lo imprescindible y seguir sorprendiendo es complicado.
Aplicamos los mismos valores a la estrategia del proyecto, a la comunicación.... volver a la esencia y ser efectivo de la forma más "sobria" posible.

¿Qué lugar ocupa la calidad en vuestras prendas?

El primer puesto.
Para nosotras, la sostenibilidad es eso, que la ropa esté "bien hecha", que los materiales sean de primera calidad y que la mano de obra sea excelente. Buscamos hacer ropa que dure generaciones y la calidad es la clave para conseguir ese objetivo.



Una definiciónn de vuestra última colección.

KODAH es una cápsula de 6 prendas básicas, pero con una vuelta de tuerca. La pieza principal es el Blazer negro con el cuello y cierre insignia y de ahí parten el resto de prendas.
La inspiración estética te lleva hacia Japón, con líneas limpias estructuras geométricas, casi como piezas origami, pero a la vez se puede reconocer cierta influencia del diseño belga, un poco caótico y oscuro.

Por último, ¿os atravéis a hacer una apuesta de futuro para SIDIKAI?

Queremos ser parte activa del cambio de rumbo que está tomando la industria de la moda. Dentro de unos años, queremos mirar atrás y estar orgullosas de haber conseguido demostrar que se pueden hacer las cosas de otra manera.


SIDIKAI para VIAESTILO.





No hay comentarios:

Publicar un comentario