viernes, 13 de diciembre de 2019

HISTORIA DE LA JOYERÍA



SHAW joyeros cumple 60 años.

En 1959, el empresario Antonio Shaw, inauguró su joyería en la céntrica Plaza Nueva de Sevilla al gusto de las emblemáticas tiendas de París, con interiores en madera lacada y pequeñas vitrinas de cristal , un establecimiento con una cuidada decoración, que fue una revolución en la ciudad. Conserva el diseño original y que, pese a que convive puerta con puerta con grandes franquicias, sobrevive al paso del tiempo, con cierto halo de romanticismo.

Muy pronto sus creaciones empezaron a tener gran éxito entre la sociedad sevilla, por la calidad de sus piedras y sus novedosos diseños. Esto hizo que el establecimiento se convirtiera desde entonces en un referente del lujo en la ciudad.

Shaw joyeros es de esas tiendas donde compraban los abuelos y cuyo principal rasgo diferenciador es el personal y cuidado trato al cliente. Es un comercio que ha ido pasando de generación en generación, y hace que este apellido se identifique con todo un gremio.

Este ya histórico comercio en la ciudad ha pasado a manos de sus nietos, que siguen creando piezas y han sacado a la luz el cuaderno de diseños de su abuelo, además han creado un novedoso espacio dedicado a los complementos "Shaw Selección".

Un espacio donde comprar los accesorios que completarán tu look junto a esa joya imprescindible.








No hay comentarios:

Publicar un comentario