martes, 6 de septiembre de 2022

MARLO STUDIO, libertad e identidad

MARLO STUDIO se define como una apuesta por una moda emancipada de límites y fronteras, proyectada hacia el futuro. Unas premisas que abren la puerta a las propuestas de sus reponsables Marcio Lopes fundador-director creativo y Zsolt Nagyváti co-fundador-director artístico para todos aquéllos que como ellos mismo dicen, anteponen la libertad y la identidad al que díran y los clichés aún asentados en la sociedad.

El pasado 5 de marzo presentaron en Madrid su última colección "Last Day on Earth" (último día en la tierra), donde se hacían preguntas acerca de este momento, pero quizás para conocer a este dúo de creadores y su trabajo sería mejor dejar que ellos mismos nos cuenten:


Marlo Studio nace en 2019 con una filosofía de marca muy potente, ¿Cual es vuestra visión sobre la moda española en particular y la moda en General?

La moda española sorprende cada día más. En estas últimas temporadas hemos visto varios diseñadores con estética y diseños muy potentes. La nueva generación de diseñadores viene con mucha fuerza e ideas muy frescas. Es una suerte formar parte de este cambio y poder compartir esta revolución junto a tantos artistas.

Ahora mismo vemos el mundo de la moda mucho más abierto, no solo en relación a España sino respecto a la moda en general. Todo es más libre, y eso deja que a cada día salgan a la luz nuevas ideas y estéticas muy buenas -hablando desde la perspectiva de diseñadores independientes-. Al final nos fijamos mucho en este tipo de moda y nos parece la parte más interesante dentro de esta industria.


La moda española vive en una eterna crisis, ¿qué hay de positivo y qué de negativo en la moda española según vuestra opinión?

Tendríamos que ver de qué clase de crisis estamos hablando, son tantas entre ellas... crisis económicas, crisis estéticas... La moda española necesita un cambio radical; las plataformas de moda en España tienen que adaptarse, dar paso a nuevos creadores y apostar por ellos. Llevamos muchos años en la misma línea y estamos en el momento de cambiar.

Entendemos que es difícil hacer este cambio, pero creemos que hay que educar a los consumidores de moda. Si les das lo mismo siempre, van a pedir lo de siempre. Si se les enseña que hay más allá de lo que conocen, van a apostar por diseños y estéticas nuevas.

El lado positivo de todo esto es la fuerza y la lucha constante en la que estamos sometidos para buscar algo nuevo. Esto impulsa la creatividad, la originalidad y el desarrollo de tendencias.

El lado negativo es que después de tanto esfuerzo, nosotros, los diseñadores emergentes, siempre nos quedamos en algo meramente bonito o estético. La gente no tiene la cultura de invertir dinero en prendas exclusivas. Un producto de primera línea lleno de valores.

En vuestro trabajo hay mucho de conciencia social, ¿pensáis que la moda puede ser un buen lenguaje para comunicar y ayudar a los cambios?

Creemos 100% que cualquier forma de posicionar, comunicar y llevar a las personas un mensaje es válido. En nuestro caso hemos encontrado nuestra forma de comunicar a través de lo que hacemos. Ya no es momento de estar callados, estamos viviendo en un momento en el que hay que gritar al mundo todo lo que no está bien. Hacerles llegar que hay más formas de ver la realidad y que nuestras decisiones influyen en tu todo. Si con cada colección hacemos llegar el mensaje a una cantidad de personas, aunque sea pequeña, nuestro trabajo ha sido entonces realizado con éxito.

Nuestras colecciones están inspiradas sobre todo en las personas. Queremos que las personas que vistan Marlo Studio vistan conciencia.Vistan una historia de respecto. Vistan algo más que una ropa sin alma y valores. El que se una a nuestra marca está aportando un poco más de humanidad al mundo.

La moda no binaria, sin género está encima de las pasarelas, ¿calará en el cliente o será una moda más?

El género no es moda, el género son personas, humanos. Una persona sin género es igualmente una persona, es imposible e incorrecto silenciarla. Esto no quiere decir que las personas sin género ahora estén de moda repente y comiencen a multiplicarse, es solo que, finalmente, ha llegado el momento de que hablemos de ello abiertamente y sin tabúes, de que reconozcamos su existencia.

Es una especie de desarrollo social, solo mirar hacia atrás a los logros de los últimos 150-200 años o, incluso, solo los últimos 40 años. Ha habido tantos desarrollos y cambios. Por eso, miremos con ansiedad las direcciones negativas que ahora parecen querer hacer retroceder la rueda del tiempo y descartar todo lo que hemos logrado hasta ahora.

Nosotros no hacemos ropa pensando en género. Crear ropa pensando en hacer algo sin género ya le está asignando un género a algo que debería ser libre. Cuando creamos una colección creamos ropa para personas sin pensar y calificar qué clase de ropa es. Nosotros no elegimos quienes visten nuestra ropa, son elles los que eligen nuestra ropa. Lo que podemos hacer es una variedad de prendas y estilos para poder vestir a todes.

En estos tiempos se ha hablado mucho de la necesidad de cambios en la industria de la moda, desde los calendarios hasta la sostenibilidad, ¿qué cambios serían imprescindibles desde vuestro punto de vista?

La sostenibilidad en todas sus formas es imprescindible. Es algo que debe tener prioridad en toda la industria. Frenar el consumismo masivo de ropa ahora mismo es la única forma de que en un futuro las cosas no estén peor de lo que ya están. Educar a los consumidores para que inviertan su dinero en prensas de calidad y con una vida útil más larga, es el primer paso.

El calendario y temporadas no están mal; que la industria de cada país pare dos veces al año para dar visibilidad y mover sus productos es muy necesario y legal. Lo que no es legal es la fabricación masiva de productos por empresas de fast fashion. Estas empresas desestabilizan el proceso y el orden del círculo creativo, y hacen que el calencario pierda su valor y sentido.

La tecnología ya no es futuro, es casi perfecto, ¿qué papel juega en vuestras colecciones?

La tecnología siempre será el futuro, cada día nos regalan métodos nuevos que hacen nuestro trabajo más fácil y mejor. La tecnología desde nuestro día uno ha sido y es muy importante para nosotros. Es una de las filosofías, y es muy importante para nuestra marca utilizar la tecnología para aportar valor a lo que hacemos.

Siempre hemos pensado que la tecnología juega a favor de personas para mejorar y facilitar nuestras vidas. Nosotros la usamos para diseñar, fabricar, cortar, ... en todos los pasos y procesos de creación. La tecnología bien utilizada pueder ser muy útlil además para la sostenibilidad.

Parece que hemos vuelto a la pasarela, pero han surgido otros formatos para presentar colecciones, ¿cómo veis este tema?

Todas las formas de presentar colecciones son válidas. Nosotros por un tiempo hemos utilizado los fashion films y fotografías de campaña para lanzar nuestras nuevas colecciones, pero nada es como un desfile presencial.

La pasarela es algo más cercano, te puedo decir que es un estudio de mercado en tiempo real. Desde el principio, consideramos que el desfile de moda es importante, ya que disfrutamos preparándolo y trabajando duro con ello. Así en pasarela haces que tu producto tenga vida, puedes transmitir emociones, contar lo que realmente quieres de una forma más real.

Nosotros preparamos cada parte: la colección, los modelos, la música, los visuales y también el ambiente. Sin público ninguno de estos aspectos estaría vivo. Los vídeos y presentaciones online pueden ser un tanto fríos; todo lo que es online puede llegar a las personas de distintas maneras, depende mucho del humor y en qué momento se encuentren quienes lo reciben. El desfile presencial, en cambio, es algo más emocional y mucho más eficaz.

Desde hace un tiempo parece que la moda va teniendo sitio en los museos y se hacen grandes exposiciones, ¿tiene la moda el tratamiento que se merece?

El museo es un lugar de arte y la moda es arte en todos sus sentidos. Es verdad, que no es para todos. Para que una prenda esté expuesta tiene que tener valores, una estética, un trabajo detrás que hace que cobre un valor especial. Creemos que con la cantidad de artistas que exsten, se hacen muy pocas exposiciones. Debería de estar más valorado y tener más exposición.

La moda en los últimos años no está siendo valorada como arte, está perdiendo su valor y se está convirtiendo en un producto vacío. Puede ser por la forma de producir o por la falta de cultura sobre la moda. Es algo que debería tener más valor y espacio.

¿Cómo veis la moda del mañana?

Vemos la moda del mañana como algo imprescindible. La moda está pasando de ser meras prendas a convertirse en algo necesario para vivir. Con las nuevas tecnologías las prendas de hoy y las del futuro están adoptando papeles necesarios para vivir. Es decir, con el desarrollo de tejidos y diseños pensados para hacer nuestras vidas más fáciles, llega una moda que aporta características como la protección, moda que facilita nuestras vidas.

Por ejemplo, con el cambio climático, el verano, ya no es un verano al 100%. En muchos sitios el clima varía mucho durante un único día, que puede tener frío y calor en distitnas horas. En primavera las noches pueden ser frías y los días calurosos. Con el desarrollo de materiales nuevos, podemos pasar un día entero con la misma prenda, gracias a, por ejemplo, materiales impermeables, tejidos de secado rápido, aislantes, ...

A parte de la moda que se está adaptando a nuevos cánones de belleza. Los cuerpos están cambiendo, la estética está cambiando, así que estamos caminando a una nueva era.

Por último, ¿cual es vuestra apuesta de futuro?

Seguiremos apostando por una moda sostenible, una moda tecnológica, con valores y un posicionamiento social donde la libertad y el respeto son algo imprescindible.

 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario