DESTINIA

miércoles, 3 de mayo de 2023

LEANDRO CANO, silencio blanco.

LEANDRO CANO, silencio blanco.

El diseñador jienense nos presenta su primera colección nupcial "Silencio Blanco". Una colección nupcial que reimagina los códigos tradicionales del ajuar femenino y que pinta del blanco más puro las siluetas características que ya definen la esencia de Leandro. Una creación que no pasa por alto hasta el más mínimo detalle, creando una atmósfera idílica que toma como punto de partida la inspiración de la comunidad andaluza con la moda y el Antiguo Convento de Santa María de los Reyes, o lo que es lo mismo, un enclave de ensueño fundado en 1611 como hogar de monjas dominicas descalzas, y que también se utilizó como cárcel secreta para la Santa Inquisición.


Una metáfora impecable que abraza cada puntada de la nueva propuesta del diseñador español y que reúne 10 creaciones que se convierten en obras de arte por sí solas. El savoir-faire y la artesanía se plasman sobre diseños que huyen de lo convencional y que abrazan tejidos como la mezcla del algodón y el lino, el satén, la sarga, el crep, la organza, el jacquard con hilatura dorada, y el tul más refinado. Asimismo, como parte de la riqueza de un ADN indiscutible, las prendas se coronan con pequeñas piezas elaboradas por el ceramista cordobés Luis Torres en cerámica blanca sobre tirantes, botones, cinturones y otros complementos. Los velos, o en palabras del propio Leandro, esas finas capas de apariencia frágil, envuelven el rostro de la novia diseñados en diferentes tamaños sobre base de tul, y uno de ellos, engalanado con motivos florales hechos a máquina. Asimismo, la esencia colaborativa del diseñador se refleja a través de los tocados de Lina Osorio, los guantes de Rosita Fernández y las flores de tela de la artesanía contemporánea de Kabuki. 


La gama cromática baila al son de blancos y crudos que transmiten ese estado de paz y pureza del amor más auténtico. La silueta de ‘Silencio Blanco’ es limpia, delicada y refinada, y en ocasiones, juega con volúmenes y vuelos de la figura arquitectónica de la mujer. En definitiva, ‘Silencio Blanco’ es esa historia de amor jamás contada. Ese placer sensorial que se narra a través de la armonía de la moda. Un viaje por lo más puro y pasional del querer. Un silencio que únicamente reside entre la belleza de un blanco y un negro onírico al son de las manos de Leandro Cano.  


 


No hay comentarios:

Publicar un comentario